martes, 26 de junio de 2012

QUÉ HACER CUANDO JUEGAN CON TUS SENTIMIENTOS



Los sentimientos nos hacen vulnerables, es decir, a través de las expectativas que nos hacemos de la realidad, también podemos generarnos gran dolor a nosotros mismos. Por ello, es mejor tener los pies en el suelo y no dar más importancia a ciertos actos que la que tienen en realidad. Sin embargo, nadie puede protegerse al cien por cien, del dolor del amor o de la amistad cuando se vive una decepción, una traición o la sensación de que alguien ha jugado con los sentimientos. ¿Qué hacer en ese caso?

En primer lugar, sentirte bien contigo mismo por no haber sido tú quien generó falsas expectativas a otra persona. Por supuesto, en caso de hacerlo, es importante tener grandeza de corazón y pedir perdón. Sin embargo, son muy pocas las personas que son capaces de disculparte por haber hecho daño. Detrás de este tipo de comportamiento se esconde un carácter infantil, ego, vanidad y complejo de inferioridad. 

Pero también, en esencia, en ocasiones se esconde una atracción real entre dos personas. Sólo que una de ellas no está dispuesta a ir más allá, tal vez, porque detrás de la atracción no hay nada más profundo. La realidad es que existen personas que tienen pareja y se sienten atraídas por alguien diferente. La atracción siempre se nota en el propio modo de comportamiento. Pero el error reside en creer que hay algo más allá de esa cercanía.

Cuando alguien juegue con tus sentimientos, corta la relación de una forma radical. Es decir, deja de llamarle, de escribirle o de buscar excusas para verle. Sigue con tu vida y céntrate en ti. Si alguien, de verdad, tiene interés, tarde o temprano, dará señales de vida. Por el contrario, si no lo hace nunca, se estará definiendo a sí mismo. Los sentimientos son un tema muy serio, por tanto, protégete del dolor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada