lunes, 18 de junio de 2012

CÓMO TRATAR A LAS PERSONAS QUE SE QUEJAN CONSTANTEMENTE




Seguramente te has topado con ellas. Puede ser en el trabajo, en tu familia o puede que incluso sea tu pareja. Son personas que se quejan de todo y de todos, para las que nada está nunca bien, todo está mal, todo es horrible, catastrófico y, por supuesto, susceptible de empeorar. Vivir con estas personas que viven instaladas en la queja no es fácil, porque muchas veces gastamos demasiada fuerza y energía en intentar que cambien su punto de vista. 

A veces llegamos a desesperarnos cuando comprobamos que, hagamos lo que hagamos, intentemos lo que intentemos, no logramos que vean la realidad de forma más optimista. Debemos entender, entonces, que quienes se comportan así no lo hacen por gusto ni, aunque a veces lo parezca, por sacarnos de quicio. Las personas que viven instaladas en la queja lo hacen porque buscan la simpatía de los demás y ser valorados por los demás. 

Convivir con este tipo de personas no es fácil, pero existen una serie de consejos para lograr que el trato sea más sencillo: 

- No intentes convencerle de que no todo es tan malo o de que están reaccionando exageradamente, ni sugieras soluciones que existen a su estado actual porque lo que obtendrás es un rechazo a todos tus argumentos y un incremento de las críticas. 

- Si quieres que el estado anímico del otro mejore, nada como expresar simpatía y acuerdo hacia lo que el otro dice. Si realmente estás de acuerdo, mejor, pero si no lo estás, deberás expresar tu simpatía de una forma convincente. 

Sentirse comprendidos y sentir que estamos de acuerdo con su visión de las cosas les puede hacer varias su punto de vista hacia una queja menor. Esto no significa que debas aceptar siempre el punto de vista del otro, sino sólo en cuestiones que no supongan un perjuicio para ti o para los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada